Opinión

VPN, tu aliado cuando no te puedes fiar ni de tu propia wifi

Con la novedad de que WhatsApp cifra sus conversaciones y envío de documentos de extremo a extremo podemos estar un poco más aliviados, pero nunca está de más recordar ciertas precauciones mínimas para que nuestros datos no caigan en manos ajenas.

Para muchos el hecho de conectarse a un wifi público no parece suponerles amenaza, lo hacen sistemáticamente y empiezan a realizar las mismas tareas que harían en su pc personal o teléfono inteligente. Conectarse a una red wifi abierta o pública implica que alguien puede monitorizar todo el tráfico que pase por dicha red, es decir, la información que rellenas en páginas web, emails que envías o tus datos personales, por ejemplo. Y no tiene por qué ser el propietario del wifi, sino cualquiera que se conecte al mismo, y lo puede hacer fácilmente con herramientas gratuitas que no requieren conocimientos profundos para ser operadas.

Conectarnos a un wifi con contraseña no nos exime de ser monitorizados, simplemente es una medida que limita el acceso a más personas, pero pueden hacer exactamente lo mismo con nuestros datos.

Si sospechamos que hemos incurrido en el percance de introducir información sensible en redes abiertas deberíamos plantearnos cambiar contraseñas o establecer nuevas formas de iniciar sesión en webs y aplicaciones, como el inicio en dos pasos usando nuestro móvil. Si bien páginas como Facebook cifran su tráfico mediante conexión segura (SSL) y no podrán robarnos los datos de inicio de sesión fácilmente, muchas otras webs no lo hacen todavía, y nuestros datos están más expuestos.

Una forma más rápida y sencilla para blindarnos ante el robo de datos y monitorización de nuestra actividad online es usar un servicio VPN (Red privada virtual), que además de enmascarar la dirección ip y ubicación geográfica creará una conexión segura entre tu dispositivo y el destino. Esto nos enmascara incluso usando redes públicas. La instalación de un servicio de este tipo es cosa de niños: descargar, crear cuenta y activar la extensión de navegador o aplicación, listo, nuestro tráfico viaja seguro a través de una VPN.

Personalmente, recomiendo por sencillez y seguridad dos VPNs simples y amigables, Tunnel Bear o Green Vpn. Se pueden usar tanto en PC, como en móviles, no está de más recordar que España está entre los países con más ataque de malware a móviles, y si son Android más razón para protegerse.

Algo obvio pero que mucha gente hace de Pascuas a Ramos es actualizar el software, las aplicaciones y los sistemas operativos, pues las actualizaciones aparte de añadir características corrigen agujeros de seguridad y posibles vulnerabilidades.

Menú